El realismo de Gaudí y la esperanza de Europa

El realismo de Gaudí y la esperanza de Europa

¿Pueden tener algo en común la construcción de la Sagrada Familia en Barcelona y la construcción de la Unión Europea? El Vicepresidente del Parlamento europeo, Mario Mauro, y un escultor japonés que trabaja en la gran obra de Gaudí, Etsuro Sotoo, se hicieron esta pregunta mientras admiraban desde una torre el espectáculo único del templo. Meses más tarde, en octubre de 2008, se inauguraba solemnemente, en la sede del Parlamento europeo, la exposición The realism of Gaudí and the hope of Europe.

No son tiempos fáciles para la Europa que amamos y de la que procedemos. Por eso, al ver en acción a los promotores de esta iniciativa, resuena con más fuerza el criterio cultural de Benedicto XVI, hablando en París de los monjes medievales: «Hay que decir con gran realismo que no estaba en su intención crear una cultura y ni siquiera conservar una cultura del pasado. Su motivación era mucho más elemental. Su objetivo era: Quaerere Deum, buscar a Dios. En la confusión de un tiempo en que nada parecía quedar en pie, los monjes querían dedicarse a lo esencial: trabajar con tesón por dar con lo que vale y permanece siempre, encontrar la misma Vida. Buscaban a Dios».

 

La primera exposición internacional que rescata los distintos paralelismos existentes entre las construcciones más extraordinarias que posee nuestra cultura: la edificación del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia y la construcción de la Unión Europea.

Esta exposición nace de la amistad entre Mario Mauro, vicepresidente del Parlamento Europeo, y Etsuro Sotoo, escultor de la Sagrada Familia, cuyas reflexiones, en sus distintos ámbitos, recuperan el sentido de las obras y los ideales comunes, substrato de la exposición.

Extraido de http://www.encuentromadrid.com/

Share this: